Obesidad mórbida

¿Qué es la obesidad mórbida? La obesidad mórbida significa que una persona es tan gorda que su bienestar y su salud están realmente en peligro. Los profesionales médicos a menudo usan el término "obesidad mórbida" cuando se habla de que el único tratamiento para el paciente de perder peso es la cirugía de pérdida de peso. La obesidad mórbida se define generalmente como:

  • Un peso de 45 kilos o más de lo recomendado por los médicos
  • Un índice de masa corporal (IMC) de más de 40

La obesidad mórbida afecta a muchas personas. Se calcula que entre cinco y 11 millones de estadounidenses sufren de obesidad mórbida, alrededor de una de cada 20 personas.

El sobrepeso extremo puede poner en peligro la salud y conducir a la muerte prematura. De hecho, la obesidad mórbida está ganando sobre el tabaquismo como la segunda causa principal de muerte evitable, responsable de 400.000 muertes al año.

Obesidad mórbida

Obesidad mórbida causas

A pesar de lo que muchos creen, la verdad es que la obesidad no es simplemente el resultado de comer en exceso y la falta de fuerza de voluntad. La investigación científica muestra que la genética también juega un papel y los estudios han demostrado que la obesidad una vez que se establece, hasta el mayor de los esfuerzos por bajar de peso mediante dieta y ejercicio pueden no funcionar.

Mientras los científicos continúan la búsqueda de respuestas, la realidad es que el control de la obesidad será un desafío para toda la vida. Es importante entender que no existe una cura para la obesidad e incluso una dramática intervención médica, como la cirugía de pérdida de peso requiere un compromiso constante.

Factores que contribuyen a la obesidad

Muchos factores contribuyen al desarrollo de la obesidad, incluyendo genética, hereditaria, metabólica del medio ambiente, y los trastornos alimentarios. Algunas condiciones médicas, tales como el hipotiroidismo, pueden causar la obesidad y algunos medicamentos, como los esteroides, también pueden causar aumento de peso dramática.

Factores que pueden contribuir a la obesidad incluyen:

  • Genética
  • Entorno
  • Metabolismo
  • Trastornos de la alimentación y condiciones médicas
  • Factores que contribuyen

Genética: Muchos estudios científicos han demostrado que los genes pueden jugar un papel importante en la tendencia para ganar peso en exceso.

Por ejemplo, el peso corporal de los niños adoptados no suele ser el mismo que el peso corporal de sus padres adoptivos las personas que los alimentan y les enseñan cómo comer. Sin embargo los niños adoptados tienen una probabilidad del 80 por ciento, de tener un peso similar al de sus padres genéticos a los que nunca han conocido.

Los gemelos idénticos, que tienen los mismos genes, tienen una probabilidad mucho mayor de tener un peso similar que los mellizos, que tienen diferentes genes.

Es probable que se tengan un número de genes directamente relacionados con nuestro peso. Al igual que algunos genes determinan el color de los ojos o la altura, otros afectan a nuestro apetito, nuestra capacidad de sentirse lleno o satisfecho, nuestro metabolismo, nuestra capacidad de almacenar grasa e incluso nuestros niveles de actividad natural.

Obesidad mórbida tratamiento

Entorno: El entorno y la genética están estrechamente relacionados. Si tienes una predisposición genética a la obesidad y un estilo de vida moderno en el que consume la llamada comida basura será más difícil mantener una dieta equilibrada en en entorno donde no se controle el peso.

La comida rápida, largas jornadas sentados en un escritorio y vivir en zonas alejadas que requieran moverse en coche en lugar de caminar, magnifican los factores hereditarios tales como el metabolismo y el almacenamiento de grasa.

Metabolismo: Estamos acostumbrados a pensar en la ganancia o pérdida de peso, ya que sólo es en función de las calorías ingeridas y luego quemado. Si ingieres más calorías de las que quemas, aumentarás de peso. Si quemas más calorías de las que ingieres, perderá peso. Pero ahora sabemos que esta idea no es tan simple.

Investigadores en obesidad, hablan de una teoría llamada el punto de ajuste, una especie de termostato en el cerebro que hace que las personas ganen o pierdan peso. Si intentas anular tu punto de ajuste reduciendo drásticamente su consumo de calorías, tu cerebro responde disminuyendo el metabolismo y la desacelerando la actividad. Entonces, recuperarás de nuevo el peso que perdiste.

Trastornos de la alimentación y las condiciones médicas: La cirugía para adelgazar no es una cura para los trastornos alimentarios. Y hay condiciones médicas, tales como hipotiroidismo, que también pueden causar un aumento de peso. Es por eso que es importante que trabajes con tu médico para asegurarte de que no tiene una enfermedad que debe ser tratada con medicamentos y orientación.

Factores que contribuyen: Las causas subyacentes de la obesidad severa no se conocen. Hay muchos factores que contribuyen al desarrollo de la obesidad incluyendo factores genéticos, hereditarios, trastornos ambientales, metabólicos y la alimentación. También hay ciertas condiciones médicas que pueden causar la obesidad como la ingesta de esteroides y el hipotiroidismo.

Obesidad mórbida consecuencias

La obesidad severa y mórbida son enormemente perjudicial para la salud y el bienestar en general. Así como el riesgo general para la salud, también puede conducir a la muerte prematura.

La obesidad está asociada a un número de enfermedades, se cree que al menos 45 problemas de salud están directamente relacionados con un elevado índice de masa corporal. Varios procesos de la enfermedad pueden surgir directamente como resultado de la obesidad mórbida (conocido como co-morbilidades):

  • Es 6 veces más probable desarrollar la enfermedad de vesícula biliar
  • Es 5,6 veces más probable tener una presión arterial elevada
  • La diabetes es 3,8 veces más común en personas que tienen un IMC > 30
  • Es el doble de probable sufrir osteoartritis
  • La infertilidad, problemas de espalda y trastornos del sueño también son comunes
  • La esperanza de vida se acorta por lo menos 9 años
  • Los tipos de cáncer común son más propensos

Obesidad mórbida IMC (índica de Masa Corporal)

La obesidad mórbida se refiere a los individuos que son 50 - 100% por encima de su peso corporal ideal.

La mejor manera de medir el peso de alguien sano en relación con su altura es calcular su índice de masa corporal (IMC).

El Índice de Masa Corporal se calcula tomando el peso en kilogramos dividido por la altura en metros al cuadrado (peso (kg) / altura (m2)).

Clínicamente, el peso corporal y por lo tanto el grado de obesidad se clasifica utilizando el IMC. La siguiente tabla muestra los criterios internacionalmente aceptados para el IMC:

IMC Clasificación del Peso
< 20 Peso bajo
20 - 25 IMC Ideal
25 - 29.9 Sobrepeso
30 - 34.4 Obeso
35 - 39.9 Obesidad severa
40 - 49.9 Obesidad mórbida
> 50 Super obesidad

El nivel de obesidad se correlaciona con diferentes niveles de riesgo para la salud:

Rango de IMC Clase de peso Riesgo en la salud
IMC 20-25 Normal
IMC 25-30 Sobrepeso Riesgo moderado
IMC 30+ Clínicamente obeso Riesgo alto
IMC 40+ Obesidad mórbida Riesgo muy alto
IMC 50+ Super obesidad Riesgo extremo

Riesgos para la salud asociados con la obesidad

Riesgo muy alto Riesgo moderado Poco riesgo
Diabetes tipo 2 Enfermedad del corazón Algunos tipos de cancer
Enfermedad vesicular Hipertensión Anormalidades reproductivas
Resistencia a la insulina Artrosis Síndrome de Ovario Poliquístico
Dificultad para respirar Gota Deterioro de la fertilidad
Apnea del sueño Varios de los tipos comunes de cáncer Dolor lumbar
Colesterol alto Complicaciones anestésicas

Obesidad mórbida tratamiento

La obesidad mórbida es una enfermedad grave que puede interferir con las funciones básicas como respirar o caminar. Esta condición puede causar una variedad de condiciones médicas tales como presión arterial alta o colesterol, apoplejía, diabetes, ciertos tipos de cáncer y problemas respiratorios. A continuación te damos una serie de pasos para ayudarte a tratar los principios de obesidad, aunque te aconsejamos que siempre hables con tu médico de cabecera cualquier cuestión de salud.

Paso 1: Haz cambios en la dieta.

Cambiar tus hábitos alimenticios juegan un papel importante en la curación de la obesidad y entra en la categoría de modificación de conducta. Un cambio en los hábitos alimenticios requiere un fuerte compromiso con el cambio de vida. Perder uno o dos kilos por semana es la forma más segura de perder peso y es la forma más efectiva de seguir permanentemente. Esto se puede hacer mediante la reducción de la ingesta calórica diaria e intentar llenarte de alimentos tales como frutas y vegetales que son bajos en calorías. Hacer esto te ayudará a sentirte satisfecho ya que serás capaz de comer más y mejor. Si tu médico considera que es seguro, las dietas de reemplazo de comidas son otra opción. Estas te permiten beber un batido nutritivo en el desayuno y en el almuerzo, dos batidos de reemplazo de la comida durante el día y una cena normal. Antes de comenzar cualquier dieta, habla con tu médico para asegurarte de que es seguro para ti y tus circunstancias.

Paso 2: Comienza una rutina de ejercicio.

Cuando se tiene un sobrepeso importante, se tiene que recibir la aprobación previa de tu médico antes de idear cualquier rutina de ejercicios. La actividad física es otra forma de modificación de la conducta que requiere dedicación para que sea eficaz. Dicho esto, el ejercicio aeróbico regular es una de las mejores maneras de perder grasa corporal. Actividades tales como caminar, andar en bicicleta, subir escaleras y nadar son actividades satisfactorias. Cuando se es obeso, se necesita un mínimo de 150 minutos de ejercicio a la semana para bajar de peso. Mientras que con seguridad ejerciciendo entre 250 a 300 minutos a la semana otbtendrás mejores resultados, pero tendrás que trabajar duro especialmente si has estado inactivo durante un largo período de tiempo.

Paso 3: Habla con tu médico acerca de la cirugía bariátrica.

Los mejores programas tradicionales de pérdida de peso que consisten en dieta y ejercicio, solamente funcionan para un pequeño porcentaje de personas que sufren de obesidad mórbida. Más del 90 por ciento de las personas que pierden peso con estos métodos recuperan el peso en un año. Por esta razón, la cirugía bariátrica puede ser la mejor opción. Se le ofrece al paciente la mejor oportunidad de perder más peso, pudiendo perder a menudo hasta un 50 por ciento de su exceso de peso.