Cirugía Bariátrica

La cirugía bariátrica o cirugía de pérdida de peso, es un tipo de procedimiento que se realiza en personas que están peligrosamente obesas, con el fin de perder peso. Esta pérdida de peso se consigue normalmente mediante la reducción del tamaño del estómago con un dispositivo médico implantado (banda gástrica), mediante la eliminación de una porción del estómago (gastrectomía o derivación biliopancreática) o cualquier otro procedimiento.

Cirugía Bariátrica

Estudios a largo plazo muestran que los procedimientos pueden causar una pérdida de peso significativa a largo plazo así como la recuperación de la diabetes, la mejora de los factores de riesgos cardiovasculares, y una reducción en la mortalidad del 23% a 40%.

Generalmente, se recomienda la cirugía bariátrica a las personas obesas con un índice de masa corporal (IMC) de por lo menos 40, y para las personas con IMC 35 y serias condiciones médicas coexistentes como la diabetes.

La cirugía debería ser considerada como una opción de tratamiento para los pacientes con un IMC de 40 o mayor que han hecho dietas sin conseguir el objetivo (con o sin tratamiento farmacológico coadyuvante) y que presentan con la obesidad condiciones relacionadas tales como la hipertensión, la intolerancia a la glucosa, diabetes mellitus, hiperlipidemia y apnea del sueño. Se debe tener una extensa charla entre médico y paciente en la que se barajen las opciones quirúrgicas y sus efectos secundarios a largo plazo, como la posible necesidad de reoperación, la enfermedad de la vesícula biliar y malabsorción.

Tipos de Cirugía Bariátrica

Cada tipo de cirugía bariátrica tiene sus pros y sus contras. Es importante hablar con el médico acerca de todas ellas. He aquí un vistazo a los tipos más comunes de cirugía bariátrica:

Bypass gástrico

Por lo general esta cirugía no es reversible. Funciona al disminuir la cantidad de alimentos que se pueden comer de una sentada y reduciendo la absorción de los nutrientes. El cirujano corta la parte superior del estómago, sellándolo con el resto del estómago. La bolsa resultante es menor que el tamaño del estómago anterior y por tanto, puede contener menos alimento. Normalmente, el estómago puede contener unos 3 litros de alimentos. Existen diferentes formas de realizar un bypass gástrico según la cirugía que se lleve a cabo.

Bypass gastrico

Banda gástrica ajustable laparoscópica (BGAL)

En esta cirugía de pérdida de peso, el cirujano coloca una banda inflable alrededor de la parte superior del estómago. Cuando la banda se infla, comprime el estómago, que actúa como una correa que aprieta. Esto separa el estómago en dos partes, con una bolsa superior muy pequeña que se comunica con el resto del estómago a través del canal creado por la banda. La bolsa superior pequeña limita la cantidad de alimentos que puede comer. La banda puede ser ajustada de manera que restringe más o menos la cantidad de alimento que deja pasa. Debido a su relativa simplicidad, BGAL es una de las cirugías más comunes para bajar de peso. Sin embargo, puede conducir a una pérdida de peso menor que con otros procedimientos, y es posible que deba tener la banda ajustada periódicamente.

Gastroplastia vertical con banda

Este procedimiento, también llamado grapado de estómago, divide el estómago en dos partes, aportando una restricción a la cantidad de alimentos que puede comer. La bolsa superior es pequeña y se vacía en la bolsa inferior (el resto del estómago). Esta cirugía no es de las más populares, en parte porque no conduce a la pérdida de mucho peso a largo plazo.

Manga Gástrica

La gastrectomía en manga, también llamada la gastrectomía vertical en manga, es un nuevo tipo de cirugía para perder peso. La manga gástrica es en realidad la primera parte del proceso quirúrgico, sin embargo, la parte de la cirugía de manga gástrica puede ser todo lo que se necesita para bajar de peso. En algunos casos, la segunda parte, la derivación biliopancreática, no es necesaria. Con la gastrectomía en manga, la estructura de su estómago se cambia para tener la forma de un tubo, que restringe la cantidad de calorías que su cuerpo absorbe.

EL tipo de cirugía de pérdida de peso que es mejor para cada persona depende de su situación específica. El cirujano tendrá en cuenta muchos factores, incluyendo el índice de masa corporal, los hábitos alimenticios, los problemas de salud, cualquier cirugía anterior y los riesgos de cada procedimiento.

Dudas sobre la Cirugía Bariátrica

Lo mejor es consultar a un cirujano que esté especializado en la cirugía bariátrica para determinar cuales son tus opciones de tratamiento. Si tienes un sobrepeso significativo y has sido incapaz de lograr o mantener un peso saludable con dieta y ejercicio, o si tu peso está causando problemas de salud, puedes ser un candidato para la cirugía de pérdida de peso.

El médico también evaluará las condiciones médica existentes que puedan complicar la cirugía, así como si serás capaz de adoptar un estilo de vida nuevo.

Una consulta de cirugía bariátrica también proporciona una oportunidad para poder aprender más sobre el procedimiento y la forma en la que el paciente espera sentirse tanto física como emocionalmente, después de la cirugía. Antes de la consulta, es posible que desees hacer una lista de preguntas para hacer a tu cirujano, como por ejemplo:

  • ¿Qué tipo de cirugía bariátrica es la mejor para mí?
  • ¿Cuál es el tiempo de recuperación de la cirugía de pérdida de peso?
  • ¿Cuáles son las pautas dietéticas después de la cirugía?
  • ¿Cómo va mi salud mejora después de la cirugía?
  • ¿Cuánto peso puedo esperar perder como resultado de la cirugía?
  • ¿Voy a necesitar cirugía plástica después de la cirugía bariátrica, y en caso afirmativo, qué procedimientos?

Hacer preguntas como éstas pueden ayudarte a sentirte más cómodo con el procedimiento y a prepararte para hacer cambios de estilo de vida para garantizar que el resultado a largo plazo sea un éxito.

Después de la cirugía

Después de la cirugía de pérdida de peso, la reanudación de la vida normal puede ser un desafío. El cambio más significativo es la cantidad de comida que se puede comer. La mayoría de las cirugías de pérdida de peso reduce drásticamente la capacidad del estómago. Al principio, es posible que se tenga menos energía para las actividades diarias. El tiempo de recuperación varía, pero muchas personas pueden regresar a sus actividades normales dentro de las seis semanas siguientes a la cirugía.

La reducción en la cantidad de alimentos que puede comer puede ayudar a perder una cantidad significativa de peso. Muchas personas que pierden peso considerable se quedan con la piel floja. Para quitar esta piel y mejorar el contorno corporal, algunas personas se someten a procedimientos estéticos. Por ejemplo, una abdominoplastia, que tensa los músculos y elimina el exceso de piel abdominal.