Bypass Gástrico

El bypass gástrico y otras cirugías para bajar de peso consisten en hacer cambios en el sistema digestivo para ayudar a bajar de peso mediante mediante la limitación de la cantidad que se puede comer, reduciendo la absorción de nutrientes, o ambas cosas. El bypass gástrico y otras cirugías de pérdida de peso se hacen cuando la dieta y el ejercicio no han funcionado o cuando se tienen serios problemas de salud debido al peso.

Bypass Gástrico

Hay muchos tipos de cirugía de pérdida de peso, es la conocida como cirugía bariátrica. El bypass gástrico es uno de los tipos más comunes de cirugía bariátrica. Muchos cirujanos prefieren la cirugía de bypass gástrico porque generalmente tiene menos de complicações de otras cirugías para bajar de peso.

Cuanto cuesta un Bypass Gástrico

Depende del país pero una gastroectomía podría costar entre 12.000 y 8.000€, dependiendo de, como hemos dicho el país en el que nos encontramos.

Sin embargo, todas las formas de cirugía de pérdida de peso, incluyendo el bypass gástrico, son procedimientos mayores pueden plantear graves riesgos y efectos secundarios en la salud. Además, deben hacerse cambios saludables y permanentes en la dieta y hacer ejercicio con regularidad para ayudar a asegurar el éxito a largo plazo de la cirugía bariátrica.

Razones para hacer un Bypass Gástrico

El bypass gástrico se hace para ayudar a perder el exceso de peso y reducir potencialmente riesgos que amenacen la vida por problemas de salud relacionados con el peso, incluyendo:

  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico
  • Enfermedad del corazón
  • Hipertensión
  • Apnea del sueño severa
  • La diabetes tipo 2

El bypass gástrico y otras cirugías de pérdida de peso se hacen típicamente sólo después de haber intentado perder peso mediante la mejora de su dieta y hábitos de ejercicio. No se aconseja ningún tipo de cirugía como primera opción para solucionar el aumento de peso.

Quien puede hacerse un Bypass Gástrico

En general, el bypass gástrico y otras cirugías para bajar de peso pueden ser una opción para todas las personas con sobrepeso siempre que:

  • Su índice de masa corporal (IMC) es de 40 o más (obesidad extrema).
  • Su IMC es de 35 a 39,9 (obesidad), y tiene un grave problema de peso relacionado con la salud, como la diabetes tipo 2, presión arterial alta o la apnea del sueño severa. En algunos casos, también se puede calificar para ciertos tipos de cirugía de pérdida de peso si el IMC es de 30 a 34 y se tienen serios problemas de salud relacionados con el peso.
Riesgos Bypass Gástrico

Sin embargo, el bypass gástrico no es para todos los que tienen sobrepeso severo. Es posible que se tenga que cumplir ciertas pautas médicas para calificar para la cirugía de pérdida de peso. Probablemente se tendrá que acceder a un extenso proceso de selección para ver si se califica para la cirugía. Se debe estar dispuesto a hacer cambios permanentes y a llevar una vida más sana. Es posible que sea obligado a participar a largo plazo en planes de seguimiento que incluyen la supervisión de la nutrición el estilo de vida, el comportamiento y las condiciones médicas.

La cirugía bariátrica es cara por lo que, tendrás que consultar al tu seguro para saber si cubre este tipo de intervenciones. Normalmente las compañías aseguradoras no cubren este tipo de intervenciones a menos que sean para solucionar un problema de salud grave y siempre después de un estudio intensivo del caso.

Riesgos de Bypass Gástrico

Al igual que con cualquier cirugía mayor, el bypass gástrico y otras cirugías de pérdida de peso presentan riesgos potenciales para la salud, tanto a corto plazo como a largo plazo. Los riesgos asociados con el procedimiento quirúrgico pueden incluir:

  • Sangrado excesivo
  • Infección
  • Las reacciones adversas a la anestesia
  • Los coágulos de sangre
  • Problemas pulmonares o respiratorios
  • Las fugas en el sistema gastrointestinal
  • Muerte

Los riesgos a largo plazo y complicaciones de la cirugía de baypass gástrico para la pérdida de peso varían dependiendo del tipo de cirugía. Estos pueden incluir:

  • Obstrucción intestinal
  • Síndrome de Dumping: diarrea, náuseas o vómitos
  • Cálculos biliares
  • Hernias
  • Azúcar bajo en la sangre (hipoglucemia)
  • Desnutrición
  • La perforación uterina
  • Úlceras
  • Vómitos
  • Muerte

Preparación para la cirugía

Si el paciente califica para el bypass gástrico u otras cirugías para bajar de peso, el equipo de atención médica le dará instrucciones acerca de cómo prepararse para el tipo específico de cirugía. Es posible que necesite hacerse exámenes de laboratorio y exámenes diferentes antes de la cirugía. Se pueden aplicar restricciones al comer y beber y qué medicamentos puede tomar. Puede que sea necesario iniciar un programa de actividad física y detener el consumo de tabaco.

También puede ser necesario planear con anticipación la recuperación después de la cirugía. Por ejemplo, muchas veces es necesario conseguir ayuda en casa si se piensa que se va a necesitar.

El bypass gástrico y otros tipos de cirugía de pérdida de peso se realizan en el hospital. Se utiliza anestesia general, es decir, durante toda la operación se está totalmente inconsciente.

Los detalles de la cirugía dependerán de la situación individual de cada paciente. Algunas cirugías de pérdida de peso se hacen con grandes incisiones tradicionales, abriendo el abdomen. Hoy en día, la mayoría de los tipos de cirugía bariátrica se realiza por vía laparoscópica. Un laparoscopio es un pequeño instrumento tubular con una cámara adherida. El laparoscopio se inserta a través de pequeñas incisiones en el abdomen. La cámara diminuta en la punta del laparoscopio permite al cirujano ver y operar dentro de su abdomen sin hacer grandes incisiones. La cirugía laparoscópica puede hacer que su recuperación más rápida y más corta, pero no es adecuada para todas las personas.

La cirugía suele llevar horas. Después, el paciente se despierta en la sala de recuperación, donde el personal médico vigila si hay complicaciones. La estancia en el hospital puede durar de tres a cinco días.

Recuperación del bypass gástrico

Después del bypass gástrico no se permite comer lo general durante uno o dos días para que el estómago y el sistema digestivo puede sanar correctamente. A continuación, podrás seguir una dieta específica durante aproximadamente 12 semanas. La dieta comienza con sólo líquidos, luego progresa a alimentos blandos y, finalmente, a los alimentos regulares. Por lo general se tienen muchas restricciones o límites en cuanto a qué y cuánta cantidad se puede comer y beber.

Se tienen frecuentes chequeos médicos también para controlar la salud en los primeros meses después de la cirugía para bajar de peso. Es posible se hagan pruebas de laboratorio, análisis de sangre y exámenes diferentes.

Se pueden experimentar cambios en el cuerpo sobre cómo éste reacciona a la pérdida rápida de peso en los primeros tres a seis meses después del bypass gástrico incluyendo:

  • Dolores en el cuerpo
  • Sensación de cansancio, como si tuviera la gripe
  • Sensación de frío
  • La piel seca
  • Pérdida del cabello
  • Cambios de humor

El bypass gástrico puede proporcionar a largo plazo la pérdida de peso. La cantidad de peso que se pierde depende del tipo de cirugía y el cambio en los hábitos de estilo de vida. Puede ser posible perder la mitad, o incluso más, de su exceso de peso en dos años.

Además de la pérdida de peso, la cirugía de bypass gástrico puede resolver o mejorar las condiciones relacionadas con el sobrepeso como por ejemplo:

  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico
  • Enfermedad del corazón
  • Hipertensión
  • Apnea del sueño severa
  • La diabetes tipo 2

El bypass gástrico también puede mejorar ña capacidad para realizar las actividades cotidianas, lo que podría mejorar la calidad de vida.

Si la Cirugía no funciona

El bypass gástrico y otras cirugías para bajar de peso no siempre funcionan tan bien como se podría haber esperado. Por un lado después o durante el procedimiento podría salir algo mal. Si un procedimiento de pérdida de peso no funciona o deja de funcionar bien, se pueden desarrollar problemas de salud graves. Es importante asistir a todas las revisiones de seguimiento después de la cirugía para bajar de peso. Si se nota nota que no está perdiendo peso u otro tipo de complicaciones, consulta a tu médico inmediatamente.

También cabe la posibilidad de no perder suficiente peso después de la cirugía, incluso si el propio procedimiento funciona correctamente. Este aumento de peso puede suceder si no se siguen los cambios de estilo de vida recomendados. Para ayudar a evitar la recuperación del peso, se deben hacer cambios permanentes y saludables en la dieta y hacer actividad física regular y el ejercicio. Si con frecuencia se comen alimentos con alto contenido calórico, por ejemplo, es posible que la pérdida de peso no se consiga.