Banda Gástrica

La banda gástrica laparoscópica ajustable es una cirugía para hacer el estómago más pequeño. Esto se hace para ayudar a las personas a perder peso. La cirugía limita la cantidad de comida que el estómago puede contener. Esto ayuda a comer menos y sentirse lleno más rápidamente.

Banda Gástrica

Banda gástrica ajustable se realiza a través de varias incisiones pequeñas en el vientre. El médico colocará pequeños instrumentos quirúrgicos y una cámara a través de las incisiones. Después, el médico envuelve un dispositivo alrededor de la parte superior del estómago para formar un anillo. Unido al anillo hay un tubo delgado que conduce a un puerto de acceso que se deja en la piel. El puerto de acceso es el lugar a través del cual el médico coloca solución salina o la quita. Adición de solución salina tensa la banda y hace que el estómago sea más pequeño. El médico puede quitar solición salina si el anillo está demasiado apretado.

Perder peso con la Banda Gástrica

Para personas con obesidad severa y para quienes la dieta y el ejercicio han fracasado, la cirugía de pérdida de peso puede salvarles la vida. Según el tipo de cirugía de pérdida de peso, los pacientes a menudo pierden entre el 30% y el 50% de su exceso de peso los seis meses posteriores a la cirugía. Sin embargo, la cirugía de pérdida de peso es una cirugía mayor y es por ello que puede tener algunos riesgos graves.

La banda no se infla durante la cirugía, es decir, el paciente tendrá que recuperarse de la cirugía antes de que la banda sea ajustada por el médico. Esto, generalmente, ocurre a las 4 ó 6 semanas después de la cirugía.

Qué esperar después de la cirugía

Después de la cirugía, es posible que se necesite tomar medicamentos para el dolor o para ayudar con la incomodidad del procedimiento. Se anima al paciente a empezar a moverse para ayudar a su cuerpo a sanar.

El médico le dará instrucciones específicas acerca de qué comer después de la cirugía. Durante las primeras 2 semanas, el estómago solo puede manejar pequeñas cantidades de líquido mientras está sanando. Algunas personas se sienten llenas después de solo unos pocos sorbos de agua u otro líquido. Otras personas no notarán mucha diferencia. Es importante tratar de beber agua durante el día para evitar la deshidratación. Es posible que el paciente note que sus evacuaciones intestinales no son regulares, pero no hay que preocuparse, es algo común. Trate de evitar el estreñimiento y esfuerzo al defecar.

riesgos banda gastrica

Poco a poco, se podrán añadir alimentos sólidos a la dieta. Se debe tener cuidado de masticar bien los alimentos y dejar de comer cuando se sienta lleno. El paciente puede tardar un tiempo en habituarse a esto ya que se sentirá satisfecho mucho antes de lo que está acostumbrado. Si no se mastica bien los alimentos se puede sentir incomodidad o náuseas e incluso llegar a vomitar.

El médico recomendará la visita a un dietista para planificar comidas saludables que le den suficientes proteínas, vitaminas y minerales, mientras que se está perdiendo peso. Incluso con una dieta saludable, es probable que necesite tomar suplementos de vitaminas y minerales para el resto de su vida.

Después de que se pueda comer alimentos sólidos, el médico ajustará la banda alrededor del estómago mediante la inserción de solución salina en el puerto, lo que hará que se infle la banda y se apriete. Es probable que tenga muchos ajustes a la banda en el primer año hasta encontrar el tamaño adecuado que le ayuda a bajar de peso, sentirse satisfecho en el momento adecuado, y no vomitar. Tendrá que visitar al médico cada vez que necesite ajustar la banda.

Pérdida de peso

Después de esta cirugía, la pérdida de peso es gradual pero constante. El paciente tendrá que visitar regularmente al médico para ver cómo le está yendo. El médico puede ajustar la banda si no está perdiendo peso como se espera o si tiene problemas con la banda. Algunas personas continúan perdiendo peso hasta 3 años después de la cirugía.

Efectos psicológicos

Es común tener muchas emociones diferentes después de esta cirugía. Los pacientes pueden sentirse felices o emocionados cuando comienzan a perder peso. Pero también es posible que se sientan abrumados o frustrados por los cambios que hay que hacer en la dieta, la actividad y estilo de vida.

Razones para realizar una Banda Gástrica

La cirugía para adelgazar es adecuada para personas que están gravemente por encima de su peso y que no han sido capaces de perder peso con dieta, ejercicio o medicamentos.

La cirugía se considera cuando el índice de masa corporal (IMC) es de 40 o superior. La cirugía también puede ser una opción cuando el IMC es de 35 o superior y se tiene un problema potencialmente mortal o discapacitante relacionado con el peso. El sistema de banda gástrica está aprobado para personas con un IMC de entre 30 y 34 que también tienen al menos una enfermedad relacionada con la obesidad, como la diabetes tipo 2, presión arterial alta, o apnea del sueño.

Es importante pensar en esta cirugía como una herramienta para ayudar a perder peso. No es una solución inmediata. Después del procedimientose tiene que comer una dieta saludable y hacer ejercicio regularmente. Esto ayudará a alcanzar la meta de peso y evitar recuperar el peso que se ha perdido.

Resultados de la Banda Gástrica

Los estudios han demostrado que las personas pueden perder peso con éxito con la banda gástrica ajustable como lo hacen con otros métodos para bajar de peso o con otro tipo de cirugías, aunque en general la pérdida de peso es más lenta.

Riesgos de la Banda Gástrica

Los riesgos de esta cirugía son comunes al del resto de cirugías para bajar de peso. Entre ellos se encuentran la infección en la incisión, el sangrado, los coágulos de sangre en las piernas (trombosis venosa profunda o TVP) o el pulmón (embolia pulmonar). Algunas personas desarrollan cálculos biliares o una condición de deficiencia nutricional tal como anemia u osteoporosis.

Aunque la banda gástrica ajustable es considerada la menos invasiva de las cirugías para bajar de peso, los problemas pueden ocurrir. Algunos de ellos son:

  • Obstrucción. La banda puede causar obstrucción (generalmente de alimentos) y bloquear la apertura de la parte superior del estómago a la parte inferior del estómago. Esto puede causar dolor, náuseas y vómitos.
  • Deslizamiento. La banda puede deslizarse fuera de su lugar. Los síntomas pueden incluir dolor de estómago o pirosis (reflujo ácido). Esto puede ser tratado mediante la eliminación del fluido de la banda. O es posible que se necesite una segunda operación.
  • Problemas en el puerto de acceso. Como por ejemplo contraer una infección por el puerto de acceso o que el puerto de acceso tenga fugas. El tubo que va desde la banda al puerto de acceso también puede obstruirse.
  • Desarrollo de esofagitis o enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).
  • La dilatación esofágica. Si la banda está demasiado ajustada, o si se come demasiado, el esófago podría expandirse. Esto puede hacer que sea difícil tragar, lo que podría provocar que los alimentos se atascasen en la garganta. Si no se soluciona, podría contraer neumonía.
  • Mala nutrición. Comer menos puede significar que se reciban suficientes nutrientes, lo que pueden causar problemas de salud. Es probablemente que se necesite tomar suplementos vitamínicos para el resto de la vida.